Después de más de 50 años, Comedor Balcarce sale a pelear en un nuevo mercado

01.04.2017

image

El clásico bodegón de Balcarce y Brown se agranda con una novedosa propuesta. Además, prepara importantes reformas.
Por la esquina de Balcarce y Brown ya pasaron tres generaciones de un lado y del otro del mostrador. El restaurante que cumple sus 56 otoños este sábado, es tradición por donde se lo mire y aún así no deja de sorprender a sus clientes. A su receta de cabecera de sabrosos y suculentos platos le suma un servicio más para seguir fidelizando paladares: el delivery.

La novedad implicó para el Comedor Balcarce la puesta en marcha de una renovación del mobiliario, ampliación de la cocina e incorporación de nuevos artefactos para aumentar la producción. Sucede que el alcance del puerta a puerta abarcará un radio significativo que va desde la Av. Francia hasta el río y termina en la Av. Pellegrini.


Comedor Balcarce EN HOYVERMUT

27.03.2017

image

Hace 55 años que somos el bodegón más tradicional de la ciudad de Rosario. Desde 1961 tres generaciones crecimos y vimos a los rosarinos y visitantes de la ciudad venir en busca de comida contundente y de calidad.
Abrimos todos los mediodías y noches, excepto los domingos y feriados, que como corresponde, se descansa.
El #HoyVermut del Balcarce es especial para nuestra clientela solitaria. Una medida de Cinzano, sifón de soda y olivas negras.




UNA VIDA JUNTO AL VOMITO

13.07.2009

Hay en Rosario, un comedor que funciona desde 1961. Su nombre, “Comedor Balcarce”, figura en el cartel de entrada, en la carta, en los grabados de la vajilla, pero la gente lo conoce como El Vómito y acerca de ese apodo, se debaten teorías que le dan cierto carácter de mito. Eduardo Santarelli, su dueño, revuelve la olla de los recuerdos para contar la historia de este lugar que paradójicamente, funciona exitosamente hace casi medio siglo.


Comedor Balcarce

07.04.2017

image

Las 200 personas que por día hacen su pedido en el Comedor Balcarce son la prueba de que se puede desafiar al sentido común y salir airoso. El Vómito rebautizó la ciudad al comedor de Santarelli, que abrió en 1961 y tomó protagonismo durante el Rosariazo, cuando reemplazó al entonces clausurado comedor de la Universidad Nacional de Rosario.





Derecho de jarra: el comedor Balcarce es el primero que se adhiere

25.09.2015

image

El emblemático restaurante Balcarce recibirá hoy el primer certificado de reconocimiento por adhesión y promoción al derecho de jarra, impulsado por la Cátedra del Agua de la UNR, que tiene por finalidad extenderse en el tiempo a todos los bares, restaurantes y servicio de huéspedes de la ciudad.


Salí a comer: Hoy “Comedor Balcarce” ("El vomito")

25.05.2016

image

Buenas, buenas! ¿Cómo andan? Otro miércoles #foodie, hoy feriado!! Se comió fuerte, se piensa y se escribe sobre comida. Para variar… pero siempre hay algo más, detrás de todo eso. Hay historias y hoy les voy a contar una especial. Esta es mi experiencia yendo a almorzar a “El comedor Balcarce”, Alias “El Vomito”.



Templos de la copa, el bocado y la amistad

25.09.2015

image

La época tiende a la indiferenciación y el gran capital sólo produce “no lugares”. Sin embargo, en el paisaje rosarino hay oasis comunitarios que se plantan ante la prepotencia del cambio y resisten a pie firme la pérdida de la identidad. En ellos el verbo que manda es compartir, entre platos suculentos y jarritas de vino.


Marche una jarra de agua para “El vómito”

24.09.2015

image

La Cátedra del Agua distinguirá mañana al emblemático restaurante de Brown y Balcarce. La casa de comidas será premiada con un certificado por su decisión de que los comensales tengan acceso de manera gratuita y sin límite al vital elemento.




Día Mundial del Agua: quiénes cumplen con el derecho a jarra y quiénes no

22.03.2017

image

En el Día Mundial del Agua vuelve a instalarse la pregunta ¿Qué locales gastronómicos de Rosario cumplen con el derecho a jarra? Los negocios están obligados por ordenanza a brindar una jarra de agua de al menos 250 centímetros cúbicos a sus clientes, pero la realidad indica que la mayoría no lo hace y otros cumplen a regañadientes.